Historias de clientes
Ya conocía los fotomosaicos por uno que vi en casa de una amiga. Me pareció increíble cómo se veía. De lejos parecía una pintura hecha a mano de los rostros de ella y su hijo; y al acercarse, era aún más maravillante ver todas esas fotos miniaturas. Nunca imagin ...
Continuar